Asador en Sierra Nevada

Perder la noción del tiempo disfrutando de un asador en sierra nevada puede llegar a ser maravilloso. La carne asada es uno de los grandes placeres para tu paladar. Desde el momento en el que el olor atraviesa tu nariz es capaz de despertar el apetito en cuestión de segundos. Puede que incluso inconscientemente, al leer esto estés imaginando este olor y salivando al mismo tiempo. Pues bien, nuestro cometido es despertar tus sentidos haciendo que vivas la mejor experiencia: saborear las mejores carnes asadas en nuestro restaurante.

Cocinar carne asada es un arte que requiere técnica y ciertos trucos y secretos que, en nuestro caso, llevan triunfando durante años.

Es importante tanto la preparación del fuego y la parrilla, como conocer la manera adecuada de asar la carne. Los tiempos de cocción, las guarniciones y los toques especiales de nuestro restaurante tienen como consecuencia los mejores resultados en el plato final. Seleccionamos la mejor carne, manejamos el asador a la perfección, sazonamos la carne en el momento preciso para que quede perfecta, asamos a fuego lento y por supuesto nos adaptamos al punto de cocción que cada cliente solicita. Cabe destacar que un buen maridaje es esencial para estos platos, por eso disponemos de una bodega con una gran variedad los mejores vinos.

Pero todo este proceso no es posible sin el primer paso destacado anteriormente: tener las mejores piezas de carne. En nuestro restaurante disponemos de las mejores razas del mundo, seleccionadas exclusivamente para ti. La variedad y la calidad es uno de nuestros puntos fuertes. Estas son algunas de las carnes que puedes degustar:

Asador Sierra Nevada

Rubia gallega

Su origen viene de Galicia y es una carne fibrosa de sabor muy intenso. Los expertos, sin duda, recomendamos esta carne.

Alistana sanabresa

Origen es Castilla y León. Se caracteriza por su producción limitada. Se conoce como una de las mejores carnes castellanas.

Frisona

Viene de la región Frisosajona. Cualquier paladar, al saborearla, agradece su increíble textura mantequillosa y su aroma.

Asturiana de los valles y Avileña

El origen de estas dos carnes viene de Castilla y León y se caracterizan por ser dos carnes de textura muy fina y jugosa. Ambas, en la boca, despiertan una intensidad inigualable.


Parda Alpina

Tiene su origen en los alpes y la combinación de su textura cremosa y su sabor suave y ligeramente ácido la convierten en una carne digna de disfrutar.

Estas son solo algunas de las carnes que ofrecemos, pero todas y cada una de ellas están cuidadosamente seleccionadas por ser las piezas más nobles del mercado. Las maduramos lentamente, sin alterar ningún proceso, desde la ternera hasta el buey, pasando por la vaca vieja.

Todo esto es lo que ofrecemos en nuestro restaurante en sierra nevada, pero por supuesto, nada de lo que hayas leído es comparable a lo que sentirás cuando te sientes en la mesa a disfrutar de nuestros platos. ¿Te vas a quedar con las ganas? Reserva ya.

Haz tu reserva